Google+
CHOOSE YOUR LENGUAGE
Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese
SIGUEME EN :
Sigueme en twitter

MASTURBACION- PETTING - HISTORIAS DE UNA CANIBAL-aventuras por escrito
Searching...

MASTURBACION- PETTING



REFLEXION SOBRE LA MASTURBACION

El mundo entre dos espejos enfrentados parece infinito; justo en el centro de todo pareces ser tú mismo el único origen y principio, la única realidad, pero tan reales son tus “yos” en sus reflejos como tú mismo, puede que ellos mismo se pregunten si son el origen…

Y en esa comedura de olla sin sentido aparentemente comienzo una práctica amatoria onanista, aquella que dicen que autocomplece nuestros sentidos. Pero es algo mucho más importante que un simple acto de placer, pues hasta en los orígenes de los más santos la intrusión en el propio yo lleva al éxtasis, y entonces aquel que conoce los flancos abiertos de si mismo, comprende a lo que llaman Dios.

Claro está que el acto en si lo puede realizar hasta un simple sapo, y no hace falta mucha inteligencia para comprender que un bebé chupándose un dedo realiza un acto onanista, ni que comer chocolate reactiva las papilas en otro acto de nuestras hambrunas, y si lo piensas, a cada minuto realizamos un acto egoísta de placer: chupar un boli, comer la uñas, rascarse el pelo, tocar una cadena, cualquier cosa, porque elevaríamos las posibilidades en una sola hora a infinitas, solo que no se relacionan con el sexo, porque propiamente dicho no usamos el aparato sexual; pero sin duda alguna nuestro cerebro usa los mismos esquemas de placer para todos ellos.

Asumir la masturbación como un acto necesario para el equilibrio, es el primer paso para no caer en las dobleces del autocastigo y en su represión pensando ser más equilibrados ,precisamente lo que se consigue es lograr el efecto contrario, pues no hay nada más desequilibrado que ir contra la propia naturaleza. No es extraño que esta contención lleve a algunos a parafilias aberrantes mucho peores que el propio acto…

En el fondo todos lo sabemos, pero queda proscrito el acto sobre todo a las mujeres que suelen temer sean calificadas de meretrices, vulgares, soeces y mil leyendas urbanas que se retroalimentan ellas solitas. Esto resulta penoso, pues no solo la contención produce serias desviaciones de conducta, si no que la no exploración de si mismas obstruyen las vías de placer y por consiguiente son incapaces de llegar al orgasmo o disfrutar plenamente.

Para mi esto es terrible, no solo el hecho de la negación , si no la ocultación, como mujer del siglo XXI, llega a ofenderme, pues ni hombre ni mujer son diferentes salvo en la forma de llevar a cabo sus deseos, ya que todos somos un universo. Esto no es una invención de enanitos marcianos, es una realidad latente, páginas y más paginas masculinas y muy poquitas femeninas nos enseñan la cruda realidad; porque otra leyenda urbana es que las mujeres lo tienen más fácil… Cuando escucho eso, me entran muchas ganas de reír, porque solo es fácil para aquel que le vale cualquiera, pero sea quien sea quien lea este texto, me gustaría que meditara si no es selectivo en las imágenes que ve, si le vale cualquiera para elevar sus instintos, y comprenderá si es listo que cuando hablamos de uno mismo no alcanzamos a ver más que las puntas de los pies, más simple…el pensamiento es asexual, los listones ,las metas y deseos son comunes al ser humano. La barrera entonces esta en nosotros mismos.

Otro acto penoso, es la falta de conocimiento hacia nuestro propio cuerpo, ¿queremos un orgasmo pero no un éxtasis?. Cuando veo un hombre pelarse el pene como un bestia, y hablar ausente, digo para mí : ¡dios mío solo busca descargar¡ echar aquello como quien caga, o suelta un eructo…

El placer es algo más, es el deleite ,el recreo del momento, de cada sonido, visión ,caricia olor, que nos rodea, sensibilizar cada fibra de nuestro ser como un canto a la vida y los sentidos, porque cuando eso ocurre, obtenemos un premio importante que apenas dura un instante pero sin duda alguna complaciente.

No quiere decir con esto, que nuestra vida debamos basarla en las masturbaciones, y desechar los placeres que nos rodean, ni mucho menos, o que si nos pica dejemos de rascarnos como un acto más diario, no se trata de eso; si no de dar una perspectiva diferente al hecho vulgar…y es aquí donde voy a enlazar mi texto, el que en principio quería contar, pues la practica en si resulta “cuasi” adolescente, ya que precisamente en ese lapso es cuando más se practica el llamado petting.

El petting es sexo sin penetración, una paja compartida donde usar cualquier medio es admisible, boca, manos y en estos últimos tiempos de nuestro siglo el pensamiento y las cams.

Pero para que esto sea como tal placentero, la estimulación tiene que venir dada desde la más pura lascivia, como en la masturbación simple el culto al deseo ha de ser el fin, para que el estallido sea un poderoso orgasmo, que al ser compartido satisface tanto o igual, incluso a veces más que una mala follada, o una follada de descargue.

Me he estado pensando que historia contar mía real, pues como es de suponer tengo cientos, pero me dispongo a contaros una que sin ser muy peculiar, si me agrada recrearme en su recuerdo…

LA HISTORIA


…No recuerdo la fecha, solo recuerdo que el verano tocaba a su fin y el viento se levantaba como un tempestad invitando al abrigo. Las calles se postraban más inhóspitas, y las noches de juerga en los parques ya no eran tan apetecibles; por eso aquel día que había salido con mi novio y nuestros amigos decidimos quedarnos en casa junto a unas botellas, para pasar aquel plácido sábado.

Lo cierto es que allí estábamos en un salón repleto de gente, la música reventaba los tímpanos y las risas se mezclaban con las conversaciones banales , y yo, como siempre charlaba aquí y allá, sin prestar mucha atención a mi novio que también andaba divirtiéndose.

En un momento dado alguien comenzó a contar chistes, y como suele ocurrir en estas jocosas reuniones a pocos, nos fuimos recolocando en círculo, de tal forma que mi novio y yo, inconscientemente nos sentamos bajo una manta color ocre muy ligera y suave agazapados como dos conejitos, mientras uno a uno iban contando en plan club de la comedia su chorrada…

A mi ya me comenzaba a aburrir todo aquello, porque yo para los chistes soy bastante poco ocurrente, así que distraje mi mirada en la curvatura de la barbilla de mi novio. Le observaba su boca, y me parecía tan bonita, que me suspendí durante minutos en su visión. Él, se percató de mi abstracción, y sin mediar palabra comenzó por debajo de la manta a acariciar mi brazo con la yema de los dedos y me miro a los ojos. Pienso que en ese estúpido instante llegó a encontrar más respuestas, que si me hubiera preguntado cualquier cosa, porque al verme cerrar los ojos con la suavidad de una pluma, comprendió todo aquel pensamiento que me estaba asaltando.

Lógicamente, había mucha gente, y ambos sabíamos que no era el lugar para ponerse a morrearse, al menos no en aquel momento, así que manteníamos la manta ocultando nuestras caricias, donde yo por supuesto comencé a participar activamente.

Su pecho, ahora era para mí un campo de pasión y deje reptar mis dedos en sus pezones, hacia su ombligo, su espalda su cintura, y cada célula de su piel me decía, a donde ir. Por otro lado la respuesta la encontraba en sus dedos que como en un espejo acariciaban a la vez mi cuerpo, y pronto éste empezó a palpitar. Casi podía oír mi corazón que hacia coros con su aliento, desplegando sobre mi pensamiento toda un acto de lujuria contenida.

Los demás ajenos al placer seguían riendo a carcajadas, pero mi estómago se arremolinaba en un ansia infinita, pero no decíamos nada, solo nos acariciábamos lentamente, dibujando sobre nuestra piel palabras mudas de deseo, y minúsculos gemidos de complacencia. Hasta tal punto llego, que sentí escurrir sobre mis muslos el flujo caliente como respuesta a mis avideces.

Por un momento pensé que era yo sola, y mi imaginación desbordada, mi pasión, la única que realmente estaba tan anhelante, pero como si mi pensamiento fuera un libro abierto su mano me guió hasta su polla, que se encontraba dura como una piedra , como queriendo salir del pantalón; entonces mire a mi alrededor, y pude ver allí a todos los que estábamos ausentes de todo y durante un instante pensé en parar, pero el deseo me superaba y sin más dilación le empecé a sobar aquel bulto mientras respondía con caídas de ojos y gemidos imperceptibles. Era tan bello verle tan cachondo que sin querer me puse cachondisima.

Lo más fácil hubiera sido levantarnos con alguna excusa y follar allí mismo en el servicio, pero tanto él como yo estábamos rendidos a la embriaguez del deleite de nuestras caricias.

Su mano se abrió paso nuevamente hacia mi coño, movía sus dedos dentro de mí , auscultaba mi vagina, haciendo que mi coño se mojara más y más y mi mano se moviera al mismo ritmo sobre su polla.

Otro chico, él cual no desvelare su nombre, empezó a percatarse de aquel sutil movimiento, e inesperadamente comenzó a acariciar sutilmente mi muslo . Muy a punto estuve de levantarme, porque al verme sorprendida, me dejó un poco bloqueada, casi me costó recobrar la conciencia, y llegue a pensar en levantarme, pero sabía que podría montarse una pelea, así que yo no se si fue por una razón u otra , pero mientras nos estábamos masturbando, dejé que me tocara el muslo y pude intuir como se tocaba también, haciéndome sentir a su vez más excitada.

Moría de placer, no había nada en el mundo, más excitante, todo mi ser fluía en la mano de él, y mi mano era mi boca, mi coño. No paré hasta que note brotar su semen en mi mano, lo cual me hizo a mi también cabalgar en éxtasis profundo sin poderlo remediar.

Cuando todo termino ninguno mencionamos nada, pero supongo que si el petting es follar con todo menos con el rabo, ese día mi follada fue sublime; pues en la inocencia de estas letras y su ingenuo recuerdo, creo amigos míos, que ahora si me disculpáis , me tendré que masturbar.


Anarkiaaa



Interacciones en Google+

ULTIMAS ENTRADAS

Google+ Followers

 
Back to top!