Google+
CHOOSE YOUR LENGUAGE
Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese
SIGUEME EN :
Sigueme en twitter

SOBRE EL SACRIFICIO DE LA CARNE- PREJUICIOS. - HISTORIAS DE UNA CANIBAL-aventuras por escrito
Searching...

SOBRE EL SACRIFICIO DE LA CARNE- PREJUICIOS.















...Más allá del bién y el mal... ¿me explico?.
-Si
Toda la vida incrustándonos en el cerebro ramilletes de margaritas, con pétalos en forma de cuchillo como arma de doble filo, asesinando sin piedad y con alevosía, aquellos cerebros tiernos e infantiles que poseíamos ; angustiándonos con enfermizos infiernos si no hacías lo que debías. No existía compasión ante la desobediencia, por encima del bien, se regalaban ostias sin consagrar si no hallabas por ti mismo el camino recto. Y no era suficiente con cumplir, había que creer como dogma de fe; que lo que es, es, y tú criterio, pueril de infante despechado, era tan solo un vómito del infierno…

¿Tentación?, como si los niños llevaran latentes e innatos el mismísimo demonio en sus entrañas, como si pensar fuera pecado, como si vivir fuera un vicio. Tantos y tantos esquemas de vida que nos plantean, que no hay dedos suficientes, ni palabras justas para abandonarse a la verdad que nos hacen engullir a cucharadas. Sexo, vicio, lujuria, codicia, gula...

Así crecen los prejuicios devorando tu carne, tu criterio, bajo la alienación del Ser supremo que no es otro que el Todos. Como caramelos en forma de paradojas, que solo nos recompensan a los actos si a cada a minuto y a cada instante, recreamos en nuestra conciencias, una jaula y nos dobleguemos ante el sacrificio, y entre los barrotes aprisionamos todo aquello que por naturaleza nos pertenece y nos llega de serie o de fábrica y que por dogma de fe, tan solo dicen que es lo bueno.

Pero no, no todo está dicho, porque los estúpidos como siempre reptan como protozoos, como un virus invadiendo con arquitecturas de papel de nuestros cerebros, buscándole tres pies al gato y haciendo deducciones incongruentes, derrumbando flancos, mezclando como autenticas fieras infernales mentiras mezcladas con verdades. Pero cuando llegas a pubertad, y ves naciendo de entre los muslos placeres insondables, descubres sus mentiras…y entonces aparece el miedo como un lobo de venganza, entiendes el doble filo de los pétalos de las margaritas, que en sus dubitativas corolas, siempre como canción de fondo nos regalan el aroma la única forma de vivir existente, es vestirse de hipocresía.

Se de buena tinta que esto no es suficiente para entender lo que significa en realidad el pecado del prejuicioso; porque el pecado amigos míos es enseñar que para que haya un dios justo, y éste sea bueno con nosotros, tiene que mandar plagas e inundaciones, o para que una príncipe de case con su princesa sufrir vicisitudes imposibles, o para que tras ocho horas jornada te paguen lo que dicen que vales…¿veis? ..Caramelos de paradojas…mentiras bobas que no son ciertas.

No hay más pecado que asesinar el alma del hombre y el criterio, no existe crueldad mayor que enjaular los sabores de la vida, para terminar en un abismo de felicidad fingida de la bella familia modélica, donde el orden y la disciplina imperan como batuta de la sinfonía de esta canción que es vivir.

En un acto de amor infinito, hacia cada ápice del mundo que te rodea, fluir integrado en la marejada de cada amanecer, y dormir cada día como la noche más hermosa existente, te convierte en un ángel de pecado. El único pecado es no saber vivir y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida…y sin embargo, no hay bocado más apetitoso que el del depredador que lucha por su presa.

Es una canción de vida.

No de amor, ni de odio, ni siquiera de pecado, es un dulce dolor consentido, para adornar la planicie de los amaneceres. Aprender a valorar las cosas, y aprender que nada te pertenece…tan solo queda el recuerdo de su sabor en el acto viciado empapado de ti. Solo entonces cuando aprendes a quererte a ti tal como eres, el sacrificio de la carne tiene algún sentido, dejarte fluir llenando tus espacios, con cada día y cada nuevo amanecer.

Nunca hagas llorar a una amapola, si después no le dejas un beso marcado entre sus fauces; al menos hazle pensar que su efímero momento colmó de ternura su silencio en su insignificante existencia.

¡Cojones, aprende a amar la vida!, dicho en parcas palabras, sueña embriagate, folla, come como un cerdo, pajeate en las soledades, pero por tu padre y por tu madre, por todos tus antepasados muertos y vivos, y todos sus ancentros, no reniegues de la vida nunca, eso si que es un pecado mortal...un prejuicio, vaya, y en el colmó del sacrificio tan solo yacerán en la tumba, unos huesos bajo el lapidario cielo donde digan..este tío fue bueno...

psee y ¿ahora que le importa si está muerto?-

Vive, coño vive, sin inmiscuirte en como otros viven...y no jodas más la marrana culpando a otros de tus sacrificios.

Interacciones en Google+

ULTIMAS ENTRADAS

Google+ Followers

 
Back to top!