Google+
CHOOSE YOUR LENGUAGE
Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese
SIGUEME EN :
Sigueme en twitter

...ESO... - HISTORIAS DE UNA CANIBAL-aventuras por escrito
Searching...

...ESO...



Hola nuevamente, esta historia la voy a contar a petición de una persona encantadora de cam4, para satisfacer una curiosidad. Creo que de todas las historias que recuerdo en torno a lo que me pidió me quedo sin duda alguna con esta...

***************************


...Aquel año era imposible entrar en un bar al mediodía y no terminar escuchando al hortera de Bisbal y su buleria, buleria; pero aunque era intragable e infumable terminaba por quedarse en tu cabeza como un canturreo estúpido que no puedes sacártelo ni con sacacorchos.

- Bulería, bulería
tan dentro del alma mía.
Es la sangre de la tierra en que nací.
Bulería, bulería
más te quiero cada día.
De tí vivo enamorado desde que te ví.

-Tía xD odio esa canción...te lo juro, cállate ya¡¡¡¡-
-Yo también la odio ..buleriaaaaaaa, tan dentro del ama míaaaaa jajajaj ¿ves no hay forma?. buleriaaaaaaaa-
-Te juro que me estas rayando, te voy a estampar contra la pared jajaja.
-Estampame buleria bueleriaaaaaaaaaaa-

Él, realmente se estaba desquiciando, y una mezcla entre risa y desespero le obligó a agarrarme por el cuello con un brazo, consiguiendo congestionarme pero sin dejar de reducir mi canto absurdo.
-Me vas a matar agggg bulería, bulería lalalal agggg suelta jaja joer.
-Te tengo pequeña, ¡o te callas o te ahogo por mis muertos¡¡-

La verdad, siempre andábamos guerreando, y entre col y col las risas eran nuestro plato perfecto...Él era perfecto, no había nadie en todo el planeta capaz de compararse, me hacía reír , soñar...flotar y por eso navegábamos por las aceras de la ciudad, mientras el sol del mediodía rebotaba sobre los capots de los coches alineados, y las aceras grises jugaban a ser un mar cuadriculado como si fuéramos seres de otra realidad, como dos sombras que cabalgaran ajenos al estío del calor del verano incipiente que no supieran que el mundo existiera como tal.
Mi pequeño duende perfecto me guió en su carrera por la entramada ciudad vertiginosamente como si fuera el conejo de Alicia, y me invitó a entrar al parque de mi infancia; allí donde tantas veces en las tardes de invierno nos llevaba la niñera junto al bocata de nocilla y se me habían llenado las manos de arena jugando a las canicas. Mi precioso parque era el vergel más divino que ser humano soñara, más que nada porque si en algún sitio había sido feliz, era precisamente ahí. Cada rincón de ese lugar albergaba una secreta fantasía, pero ese día las fantasías se haría realidad...
-Adoro este sitio… es tan bonito, ¡¡parece el jardín de la reina de corazones¡¡.
-Que tontuela eres…pareces una niña pequeña…a veces eres una ñoña que te cagas..
-jooooo, es que creo que aún me veo jugando por aquí..tal vez no haya crecido y sea una fantasía…ahhh misterio…
-Pues yo te veo muy crecidita jajaja-dijo mientras pellizcaba una tetita a través de la camiseta.
-No juegues con eso…que mira que yo soy muy sensible ufff-
-No si ya lo sé, por eso lo hago, ¿Qué te piensas?, seguro que ya se te han puesto como escarpias.
Me sonreí pícaramente y cambiando de tema le dije:
-Hace mucho calorrrrr, tengo una sed infinita.
-Vaya ya estas cambiando de tema, anda venga vamos a esa fuente a beber- me invitó con su mano señalándome la fuente de hierro, y cuando llegamos apretó el pivote con una mano y continuó diciendo:
-Anda mira, ¿ves que bueno soy, te doy agüita fresquita?-
-Te veo venir jajajaja no seras capaz..no… no juegues que sabes que me jode un “guebo” me hagan eso…
No terminé la frase cuando noté un churretón de agua salir a propulsión que me dejo empapada de arriba abajo, mientras él no cesaba de reir.
-¡Joooder mira como me has puestooooooo jajajajaja que cabronazo
-Anda bebe ya, jajajaja, ¿que está fresquita? ajajaj..anda ven, toma aguita..ven ...ven
Vaya que si me dio agua, en cinco minutos chorreaba como si me hubiera tirado a una piscina, pero supongo que el calor y el juego habían logrado sacar más risas que cabreos.
-Hmm mira tu camiseta hmmm, se te notan todos los pezones guarrilla, lo mismo te ponen una multa por escándalo público…anda que no me iba a reír ni nada jajajaj.
Supongo que a veces soy un poco inocente, y me dio por pensar que realmente podría haber algún vigilante y empecé a sentirme avergonzada y por eso le dije:
-Pufff oye yo no puedo ir así por el mundo jajaja, vamos a algún sitio que me seque anda, déjate de coñas.
-¡Pero si no hay nadie so loca ¡..vale..vale ven vamos a un sitio…. – me habló mientras me cogía en brazos como si fuera una muñeca.
-Ale así no te ve nadie, y si alguien dice algo, eres una loca que llevo a su casa jajaja.

Era un cielo absoluto, se me caían las bragas al suelo con esas cosas que tenía, tan dulce, tan encantador que mientras me llevaba hacia a algún lugar, le iba mordiendo el cuello como una cachorrilla agradecida de tener un amo tan maravilloso, sin reparar por donde me llevaba; así que, cuando al fin me dejó en el suelo y vi la pequeña gruta de piedra remarcando el lago pensé que no había imagen más divina que su ser junto a aquel paisaje y suspiré pletórica, pues si había un sitio donde las fantasía se me hubieran disparado era precisamente allí; Luego llovieron los besos, las caricias, las palabras y el deseo...
Cierto es que el amor y los paisajes, logran sacar en mi un canto de sirenas que no puedo resistirme, pero del deseo más puro y cristalino nacieron como ondas del infierno, el colmillo de la loba hambriento, y para entonces no pude evitar descorrer las garras de satán.
- Esto aún sigue mojado…
-¿El qué …¿esto?- dijo mientras metía la mano en mi entre pierna.
-hmmm y esto…. – dije mientras elevaba mi camiseta dejando un pecho fuera y su pezón.
Él, al verlo se dedicó con esmero a chuparlo, pellizcarlo y masajearlo produciendo en mi un picazón que ante todo deseaba que su lengua no parara de ensalivar.
- Cómete mi tetita perrito, aliméntate….- y mi mano se deslizó hasta su pantalón refregando su polla a través de los vaqueros, esperando encontrar su complacencia como respuesta.
- Creo que te aprieta demasiado…vamos a sacarla un poquito…
-¿solo un poquito?...
-Si, solo un poquito… - contesté bajando su cremallera y abriendo el botón, y al instante, salió su capullo enrojecido culminando con una pequeña gota transparente.
-Me encantan esas gotitas que os salen a los tíos por ese agujerito…me dan ganas de lamer…
Entonces, hundí mi cabeza apoyando mi lengua en aquel manjar, y tras notarlo él, aquello creció en mi boca, mientras desfilaban los cisnes sobre las aguas, acicalando sus plumas, alborotando, y el surtidos de agua de fondo,hacía acopio de nuestros oídos como banda sonora; entonces separé mi cabeza observé sus ojos desquiciados y aquella polla atravesada por las venas enmarcada por aquel lugar tan hermoso y pensé:
-“No hay imagen más perfecta que esta polla erguida con esta preciosidad de lugar”- como en una instantánea lo recuerdo, plasmado en mi memoria para siempre aquella imagen, y entonces deslicé mi lengua hacia abajo sacando sus huevos que parecían reventar y los mordisquee con una pasión infinita.
El gemía lleno de placer mientras revolvía mi pelo con dulzura:
-Trágatela cariño...trágatela porque me muero..-repetía.
Verle disfrutar, guiaba a mi lengua como una brújula apuntando al norte, cada movimiento contestaba a mi labios la respuesta acertada de que hacer ; y por eso recorría sus venas pensando en como iría subiendo su semen por su interior , como se agolparía a cada lengüetada queriendo nadar hasta su capullo. Tan enrojecido por su gozo que decidí en su capricho engullirla hasta el fondo de mi garganta sin parar , en un ritmo demencial, que acompañado por sus lamentos dejaba sordos el graznido de los patos.
-Oh si que bien la comes, chúpala más rápido…trágatela mi zorrita…
Sus palabras me hacían esmerarme más, concentrarme en la rectitud de su cipote como si fuera lo único que importara de este mundo, y cuando al fin noté agolparse a propulsión una oleada caliente y blanquecina golpear sobre mi lengua, mi cerebro estalló en un serpentina de placer al verle disfrutar de aquella manera.
Sobre mi rostro goteaba toda su esencia, y aunque mi coño andaba empapado por completo y no había culminado mi propio sexo, el verle disfrutar de aquel modo no pude más que doblegarme ante sus rodillas y abrazarle sus piernas inflada de placer y pensé:
Cuando alguien se corre en tu boca, no puedes dejar de pensar que sin querer te regalan todo el placer acumulado que habita en esencia dentro de él .
…¿Existe algo más bello?, …Yo creo que no…eso pienso cuando se la chupo a alguien. Eso, así de simples son las cosas, no hay nada más que ocupe tú pensamiento que el milagro de sentir el placer de otro ser.



Anarkiaaa
Interacciones en Google+

ULTIMAS ENTRADAS

Google+ Followers

 
Back to top!