Google+
CHOOSE YOUR LENGUAGE
Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese
SIGUEME EN :
Sigueme en twitter

AQUELLA MIRADA OBSCENA... - HISTORIAS DE UNA CANIBAL-aventuras por escrito
Searching...

AQUELLA MIRADA OBSCENA...


Bueno…pues ya iba tocando relato, y aunque no tenía pensado nada, hoy jueves santo, cuando estaba en la cola de la panadería , abstraída en mis pensamientos recordé una historia al notar golpear ese sol de primavera calentando mi mejilla; y sin querer ese calor, me ha dejado entre los labios aquel olor que sabía y sabe a todas las cosas buenas que saben en el universo.

Sin más aqui os dejo esta historia real.

AQUELLA MIRADA OBSCENA...

Paseábamos calle abajo, con los abrigos abiertos y el paso acelerado, porque la primavera había llegado de golpe y las 8 de la tarde, cuando el sol aún luce en el cielo es como el calefactor de un coche.

-Joder tía voy sudando, ¡ corre que no llegamos¡¡- dijo L. tirando de mi.

-Tía que yo paaaaaso, si se quieren ir que se piren.- contesté entre risas, que delataban mi desgana ante el encuentro.-

L, era mi mejor amiga, la quería casi como se quiere a una hermana; su único defecto era que era ninfómana, lo mismo le daba guapos que feos, altos que bajos, viejos o jóvenes, ella no hacía distinción; en cualquier lugar encima de una tapia o en el vagón del metro ella se lo tiraba por sus santos ovarios.

Si, sé que quien lea esto pensara que éramos iguales, pero para nada, a mí me encanta el sexo como a un tonto un lápiz, pero jamás me he tirado a cualquiera; tanto es así que los demás amigos comunes me regañaban por ir con ella, pensando en la fama que me pondrían,pero tal como soy, tampoco entendían muchas cosas de mi…en parcas palabras la quería un porrón y me importaba un pimiento, el que dirán.

L. era la tía más auténtica del mundo, una andaluza de armas tomar con un carácter fuerte, tan original y divertida, que el mundo tambaleaba cuando nosotras llegábamos a cualquier sitio; por eso había quedado con un tío que a saber donde le había conocido, pero ni por un instante, pensaba en dejarme a un lado jamás, y por ello le pidió al amigo de marras, que se trajera a alguien …en fín lo típico de esas citas…

-Ya te vale L. …¿no podías ir solita y écharte tu polvito?

-No jaja ni en sueños..ya sabes una vez chakachaka, que le den por culo, es medio subnormal.

-Pero tiaaaaaaa, jajjaajja ¿para que quedas si es idiota?,

-Porque tiene una pollaaaaaaaaaaaaaaa, y esta como un tren¡

-jajjaja .a saber a que le llamas tu tren-

-¿pero que más da?-

-Ya… ¿pero ya me contarás que pinto yo ahí?, …ya estoy viendo al amigo: un feo, que no tiene planes para el sábado y que no liga ni con calzador…osea…el más feo del bar para mi jajajaj bueno anda …jajaja puta guarra asquerosa, todo sea por tu casquete ¡

-¡Juas¡- dije parando en seco ante un estanco- ¡ vamos a comprarnos un puro habano¡

-jajajajaj, pero tiaaaaaaa ¡ ¿Qué dices?- dijo ella con sorpresa.

-Bueh¡ vamos… me niego a que el amigo de tu rollo, se atreva a tocarme jajajaja, así dira que chula es esta jajaa.

-Tú estas locaaaaa, jajajajaja venga vamos,¡ pues yo también¡

Y así lo hicimos, caminábamos con nuestro puro como dos tíos del oeste, sin pensar que aquello era algo más fuerte que el cigarrito común. Aquel puro de los cojones al cabo de un rato me empezó a arremolinarseme en las tripas, un mareo extraordinario me hacía comprender que aquel purazo, me estaba poniendo malísima; sin embargo no dije nada, y por fin llegamos al pub.

A pesar que apenas eran las 9 de la noche, la gente se agolpaba en las puertas haciendo casi imposible el paso al interior, pero yo, por culpa del puro que aún sostenía y que parecía no consumirse nunca, apenas hablaba.

-¡Ven vamos ahí están..¡¡ -gritó ella mientras me empujaba hacia el interior , y yo me sentía flotar por el efecto de aquel habano, él cual progresivamente iba agravando mi mareo. Pero cual fue mi sorpresa al ver dos tíos imponentes haciéndonos señas.

-Coñoooooooooo L, si están…madre del amor hermoso…- exclamé algo ida.

-Si es que no confías en mi, ¿ no te dije que estaba como un tren?

-Joder tía, y ahora que hago voy a echar la pota y debo estar toda pálida…

Pero vaya, ni pálida, ni nada cuando nos situamos en frente ellos, nos silbaron, lo cual me hizo reír de tal forma que ni se porque les dije:

-Tú…afú..afú… jajajaja

-¿ como que afú, afú? Jajaja- dijo uno de ellos-¡ vaya pedo traéis tan pronto cabronas¡

-Que yo nooooo, es este puro de los cojones, que me tiene toda mareada.

-¿Pero que coño haceis fumando un puro, si puede saberse?

-Puffff muy largooo

-Bueno anda sentaros, que os vais a caer…

Ahí nos sentamos, frente a unos cubatas, mientras, mi amiga no tardo ni dos segundos en ponerse a magrear al tío, y yo me quedaba con el amigo.

-Bueno…y ¿Qué te cuentas?- dijo él algo tímido.

-Pseee, pues aquí estamos...¿no?, yo como ves, mareada perdida..

-Bah ahora se te pasa mujer, respira…relájate y verás cómo se pasa, vamos te lo digo porque yo soy médico, bueno.de hecho estoy haciendo el Mir …, así que aunque te pusieras muy enferma, sabría que hacer…

-Vayaaaa, médico,¡ quien lo diría¡- le dije mientras mis ojos delataban mis pensamientos.

-¿Qué te crees que los médicos son solo viejos con batas blancas?-

-Bueeeeno, yo nunca vi un médico como tú jeje…¿y alguna especialidad?..

-Ginecología.

-Jaaaaaaaaaaaa, me estás tomando el pelo, casi me lo creo¿eh?

-Que no mujer que es enserio..- y ahí se desvivió en contarme su vida y milagros, mientras yo le observaba. Lo cierto que aunque si era un chico muy atractivo, me había parecido un tanto pijo, serio, y sobre todo vestido como un abuelo; así que ni por un instante salvo el coqueteo normal, se me ocurrió que él y yo pudiéramos encajar de alguna forma, pues era el polo opuesto a lo que me gustan a mí los chicos, no obstante era super agradable , y por ello entablamos una animosa conversación, de tal forma que el mareo de disipó-

Llevábamos al menos ya dos horas en aquel lugar, y L seguí dale que te pego al magreo sin limites, y yo con mi conversación intelectual, mientras él distraídamente hablaba haciendo dibujitos sobre una libreta;de tal forma que intimé amistosamente, y por ello sin recordar exactamente cómo surgió, en esa confianza, sabiendo que era médico , pensé en preguntarle una duda que me venía torturando hacía tiempo, y que por vergüenza no me había atrevido a consultárselo a mi ginecólogo.

-No se..mira yo…querría preguntarte algo como profesional. Algo que no me atrevo a contar a nadie..pero no se como decirlo…

-¡Dime¡-

-Pues verás, yoooo…a ver cómo te lo digo…pufff

-Pues diciéndolo, claro…venga pregunta…

- pues, que verás cuando estoy muy…- entonces me sentí algo cohibida pensando que alguien me podría escuchar, cogiendo su libreta, le escribí en mayúsculas.


“MUY CACHONDA”- mientras él lo leía con indiferencia y respondía:

-…sigue…

-Pues que…jjjajajaja. – y otra vez volví a cogerle el boli y la libreta, esta vez escribiendo una frase más larga:

“ CUANDO ME TOCAN EL ANO, EL COÑO SE ME PONE MOJADISIMO…PERO…ESO NO ES.

-Volvió a leer y siguió:

-Ah ya, pero eso es muy normal, ¿osea te gusta por ahí? ¿Es eso?..

-Si pero no.

-¿eso que significa, que si te gusta, que no es la pregunta, que a medias?

- Que si me gusta, pero eso no es.

-¿entonces?- dijo abriendo las manos sin dejar de mirar la libreta.


Aquello estaba dando demasiados rodeos, así que decidí escribir un párrafo mucho más largo.

“ENTONCES…SI EN ESE MOMENTO ME METEN UN DEDO EN EL COÑO, ME SALE UN FLUJO BLANCO, A VECES…DIME SI ES ALGO MALO POR FAVOR, TE LO DIGO ES EN SERIO”

-Ofú¡- exclamó mientras se pasaba una mano por la cabeza quedando en silencio, de tal forma que comenzó a asustarme.

-No tendré cáncer, ¿no me iré a morir?. ¿Verdad ¿- dije espantada, entonces el cogió esta vez la libreta y escribió, y entonces leí:

-“LO QUE TE PASA ES QUE TU ERES UNA TÍA MUY CACHONDA HMMMM”-

Confieso , que tras la conversación tan seria que habíamos tenido me quedé helada; pues ni mucho menos pensaba, que fuera a escribir aquello, y por ello me quede en silencio cortada.

Él entonces, volvió a escribir pasándomelo de nuevo el bloc :

“ ¿ Y QUE PASARÍA AHORA SI TE MUERDO LA BOCA? “-

Me quede mirándole conteniendo la respiración,mientras él seguía garabateando, hasta que de pronto sentí su mirada como una fiera enfrentada a mis ojos, abrasando, en un silencio como el que precede a las tormentas, como un animal que esperara el momento en el que cazar a su presa para devorarla.

Mi corazón empezó a bombear descontrolado, y mi respiración desbordada, me impedían hablar con serenidad, por ello nuevamente decidí escribir.

-“ QUE EL CORAZÓN ME ESTALLARÍA Y NO PODRÍA RESISTIRME”-

Pero a pesar que estaba leyendo , siguió aquel juego infernal, escribiendo otra vez.

-“ CREO QUE ENTONCES, TE METERÍA MANO POR TU CAMISETA, TE ACARICIARÍA DELANTE DE TODOS, PARA QUE VIERAN COMO TE METO MANO, ..TE COMERÍA ENTERA…¿QUIERES QUE TE COMA?-

Cuando leí lo escrito, viendo como nuevamente regresaba aquella mirada de fuego, no pude evitar sentir en mis entrañas una piraña devoradora de deseo, que para entonces me había hecho olvidar por completo el mundo de la razón; así que con la mirada imantada en sus pupilas en un susurro me hizo contestar como aquel que se tira al vacío :

-Vámonos…

Tras decir esto, se puso en pié y dirigiéndose a L. y su amigo, que seguían con su restregón dijo:

-Oye…que nos vamos. Cojo el coche ¿ o nos pillamos un taxi?...

-No…si nosotros también nos vamos..pero ir saliendo ahora vamos, esperarnos en el coche..

La verdad, no tenía muchas ganas que vinieran, porque mi calentón era notable, pero ¿Qué remedio tenía?, así que salimos con las llaves del coche en la mano sin más dilación.

-Vamos..Dijo saliendo con el paso acelerado entre la multitud , y yo le seguí.

Era increíble, iba acelerado, caminando deprisa como si el mundo le importara un pepino, hasta incluso yo misma, le observa sin dejar de pensar, que era la antítesis del tío que normalmente me suele atraer; hasta el punto que en ese lapso pensé en parar todo aquello, pero nuevamente me miró con esa mirada que me había mirado minutos antes, y nuevamente el corazón se me aceleró, consiguiendo elevarme a ese vuelo de las sin razones y del deseo.

Tan rápido iba que en un momento dado giró por una calle consiguiendo hacer que le perdiera de vista, pero al girar yo, sin que lo esperara, me enganchó por la cintura y me aprisiono contra la pared. Era un tío altísimo, con los brazos fuertes, a su lado, yo parecía una simple muñequita de juguete; luego me mordió el cuello, los labios con tal agitación y pasión que solo podía responder a sus bocados como una loba encelada.

Los gemidos retumban haciendo eco por la calle anochecida, y el deseo rebotaba entre la luz amarillenta de las farolas que abrazaban los jadeos del ansia como estrellas que ilumiaran aquel sentir, entonces me empujó dulcemente hacia un coche y dijo:

- Pasa ,hmmm vamos a esperarlos…

Justamente en aquel lugar estaba aparcado el coche y nos pusimos en la parte de atrás, pero el éra tan sumamente alto que apenas parecía dejar espacio con sus rodillas, y por ello decidi montarme encima de él.

Tanto deseo acumulado y contenido durante tanto rato, al sentir como se clavaba en mi rajita su polla dura, hizo que sin tan siquiera desvestirme me empezara a restregar arriba y abajo por aquel palote durito, produciéndome un placer tan extremo que así sin apenas mucho más me puse cerca del orgasmo.

Él al verme tan cachonda en una maniobra extraña, abrió el botón de su pantalón haciendo sonar su cremallera, y entonces, salió aquel capullo gordezuelo enrojecido y húmedo , y en un instante me paralicé, y me columpié en su mirada obscena, como si fuera un coro celestial de vicios del infierno , y cogí su mano, mientras lamía uno a uno sus dedos sin dejar de mirarle, como si fuera un manjar, como un pastel que llenara mis recovecos , y entonces cogió con sus manos mis nalgas apretándolas con furia y me clavo sin piedad aquella polla.

Subia y bajaba por ella, sintiendo deslizarse mi placer en una humedad que rebosaba por sus muslos, la notaba en la boca de mi estomago y retumbaba en mi cerebro, pero cada vez que mis ojos chocaban con su mirada, un relámpago cruzaba como un látigo en mi cuerpo , cruzando las fronteras de lo imposible, desencadenando orgasmos, en una escalada sin nombre, que al recordarlo, no puedo dejar de pensar, en aquella mirada obscena,que logró que vendiera mi alma al diablo, y en la complacencia de su vicio, olvidé el limite de mis principios, me abandoné a su esencia, y me convertí en su esclava, pese a que no era quien yo esperaba.

Aquellas horas lograron convertir la eternidad en un segundo, y sin querer sin darnos cuenta, desde ese día, pasaron dos años…aquellos ojos me cautivaron y solo otra historia logró nublar el brillo de sus ojos. Pero eso es otra historia…


ANARKIAAA







Interacciones en Google+

ULTIMAS ENTRADAS

Google+ Followers

 
Back to top!