Google+
CHOOSE YOUR LENGUAGE
Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese
SIGUEME EN :
Sigueme en twitter

EFÍMERO. - HISTORIAS DE UNA CANIBAL-aventuras por escrito
Searching...

EFÍMERO.

Hay quien vive amarrado a un "árbol" toda la vida.
Se queda adherido a su corteza, como un bichito alimentándose de su savia, porque realmente piensa en todo lo que perderá.
Si tal vez se bajara, luego tal vez no podría volver a subir y alimentarse, y a lo mejor  aunque caminara ,tal vez, tampoco encontraría más árboles. Pero claro, eso lo aprendió, por que un día se cayó y le costó tanto volver a subir que casi muere; y aunque ya no lo recuerda le pasaron tantas cosas al bichito que jamás se volvió a mover del árbol.
Un buen día  el bichito se murió, y mientras el árbol crecía, nadie se acordó del bichito, aunque muchos otros bichitos poblaron el árbol. Hasta que un día también se secó el árbol y los bichitos dijeron :
Este es nuestro final, nuestra estirpe de bichitos ya no existirá más adios, hermanitos os quise mucho..
.
Eso si, aquello era un bosque y lo que jamás supieron los bichitos es que cada árbol tenía mas bichitos aún. Supongo que el final es que no existen finales aunque nada importe y todo acabe, ni nadie se acuerde ni le importe un estúpido árbol y sus bichitos, y muchos menos un cuento que no tiene final. ¿acaso será que nos importan tanto los finales?. ¿o tal vez que algo perdure?.¿y si hubieran hecho una estatua al bichito?

Eso es el miedo inconsciente a la muerte, el miedo a perder y no volver a encontrar alimento. Así es como aprendemos las cosas en la vida, igual que el bichito. La vida es igual de absurda que un cuento de un árbol y un bichito cuya existencia no tiene argumento. Hacemos cosas cotidianas sin sentido, ni razón, simplemente por el mero hecho que estamos aquí en este mundo.

Pero lo más curioso, es que hay quien busca darle argumentos complejos, como si esa complejidad fuera hacer menos efímera o mortal su vida, buscando prevalecer en la memoria de otros al menos como para saber de su existencia en el paso por este mundo ..¿hubiera cambiado el cuento si le hubiera incluido en la historia como sus predecesores le recordaban en su lucha?, ¿habría sido menos absurdo el cuento?; es más, si hubiera sido la historia sobre unos personajes más relevantes, el cuento en si hubiera sido menos estúpido?.

Aunque muchos pensaran que si, la respuesta es no, porque buscarle sentido a la vida, es como preguntarse que fue antes la gallina o el huevo. ¿Y si hubiera sido el final feliz, ? y hubiera puesto,que el bichito tuvo una vida plena, conoció a una bichita y tuvieron bichitos que poblaron el bosque .
Pues tampoco, pues igualmente no tendría sentido, pero al menos quedaría en el aire que mientras vivió el bichito fue feliz y habríamos sonreído durante un segundo, después de haber perdido el tiempo con la historia del bichito.

Así es la vida, absurda como el bichito y este cuento, solo nos queda la esperanza que aunque no nos hagan una estatua para que nos caguen los pájaros, al menos poder tener una vida con satisfacciones, coleccionando instantes de sonrisas cotidianas.
¿Y que pasa si no te gusta el cuento o que no te satisface?, pues te buscas otro cuento, pues el mundo es como el bosque del cuento, lleno de bichitos , árboles e historias .
Por cierto ¿os conté el cuento del otro bichito?¡ porras!, ya dije que no tenía final.
La vida es así, efímera, con principios y finales, pero si habéis leído con atención el absurdo cuento y sus historias, lo único bueno que dice, es que de todo lo efímero e inconsistente, del cuento del bichito y de la vida, es que la vida se basa en coleccionar sonrisas.

Lo que no os conté entre tanta divagación es que el bichito, no murió de hambre, ni de pena...
Yo maté aquel bichito de un papirotazo....
Tiene gracia como nos reímos a veces de la muerte o desgracia ajena...¡ que crueles somos por naturaleza!..cuanta crueldad en el mundo...
Es como yo, que os hice perder el tiempo con esta absurda lectura.
ja ja ja ja
Seguir coleccionando sonrisas, una vez más ¿otra vez?.
OH¡ no! ¿ acaba ya?¡¡
La vida a veces parece un chiste, pero eso... depende de ti

Pues a veces somos nosotros  quienes tenemos que ponerle el fin al efímero final.

Anarkiaaa

Interacciones en Google+

ULTIMAS ENTRADAS

Google+ Followers

 
Back to top!