Google+
CHOOSE YOUR LENGUAGE
Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese
SIGUEME EN :
Sigueme en twitter

LA RELIGION DEL SIGLO XXI- " el cielo prometido" - HISTORIAS DE UNA CANIBAL-aventuras por escrito
Searching...

LA RELIGION DEL SIGLO XXI- " el cielo prometido"


Aquí ando trasteando en mi cuadernito, intentando no arreglar el mundo jaja porque que eso a mi me queda grande, pero me basta con al menos entenderlo un poco y repartir unas cuantas cuantas sonrisas diarias.Pero antes de empezar quiero disculparme cuando en chat o twitter si monto letras o escribo abreviado para poder expresarme en 140 palabras, pero no es disculpa si no aceptación de un problema de disgrafia por mi zurdera, así como psicomotriz y aceptar que mi pensamiento va 3 veces más rápido que mis manos y aunque a pocos lo corrijo con esfuerzo, contar que cuando empecé a hacer caligrafías escribía las letras al revés y cuando pasé esa fase escribía de derecha a izquierda, fue algo duro los correctivos que usaron, pero a día de hoy me supone una ventaja; una al ver las ultimas letra y primeras al mismo tiempo me proporciona una lectura ultra veloz, y la segunda el uso de las dos manos para algunas cosas es bastante útil. Lo cuento porque puede sorprender que ante trabas  de la vida hubiera sido lógico que no escribiera estos tochos jaja, pero mi vida ha estado siempre llena de retos que superar y muy lejos de la rendición siempre consigo lo que quiero o me propongo, porque sobre todo jamás abandono la Fe en mi misma. Bueno, volvamos al texto...



En estos días he tenido ocasión de dialogar con muchos tipos de gente y aunque normalmente entiendo aunque no comparta posturas, esta vez asumir ciertas cosas no me está siendo fácil entenderlo por lo que significa ver que alguien  que de motu propio muestra tan poco amor al prójimo, tan  poco respeto por la vida como a así mismo, me pasa un poco como cuando escribí sobre el velo musulmán como propuesta de un amiguito el cual andaba estancado en su tesis pues no hallaba más que textos copy-paste, y me pidió mi impresión personal por escrito para desatrancarse y tomar ideas nuevas. Y  por supuesto no tuve algún incoveniente en escribir, y quitando la anecdota, me sorprendió bastante algunas reacciones pues me encontré que el texto de marras había  levantado ampollas 

Pero con la diferencia que las sorpresas que me lleve en estos días, no hay religiones, ni creencias, ni siquiera filosofías es aceptar una parte del mundo. Otro día escribí algo que muy poca gente entendió pero más que en el texto en si, fue porque era muy transgresor y solamente insinuar que debemos aceptar la existencia del mal adaptándolo como una pieza de la función de la vida, para convertirlo en algo bueno para el conjunto del mecanismo vital no suena  muy coherente, pues el que hace mal a otros seres no merece más que un castigo.
Pero los castigos sirven solo para que la persona que lo hace se de cuenta que eso no puede hacerse y sobre todo vale para reinsertar en el mecanismo vital a ese ser.
Aunque la mayoría de veces nos damos de bruces en la vida cotidiana, porque los castigos son absolutamente inútiles en muchas ocasiones, por la sencilla razón que la persona que lo hace tiene el convencimiento pleno que no hizo nada mal, y hasta tal punto llega que intentan convencerte a ti.
Bueno, el texto era muy largo y ni siquiera está escrito en mi blog pero a donde voy es que por la fuerza bruta, y a veces ni siquiera razonando puedes cambiar como cada persona siente y ve el mundo, así que no queda más remedio ante tantas visiones y perspectivas que elaborar unos limites acordados por todos y que sustituye básicamente a la religión clásica, poniéndole cara a "Dios" con el pensamiento de todos y reconociendo a éste como creador del bien y el mal. 
Es así, la ley es la religión del siglo XX y XXI que debemos aceptar, respetar y prometer....aquí no se prometen reinos divinos, solamente se intenta llegar a la paz en este mundo terrenal, y nuestra Fe radica en que se ejecute por igual.

Pero nuestro Dios es un dios muy peculiar, porque a diferencia de cualquier religión solo algunos, los más eruditos conocen  la amplitud de ésta a diferencia con los creyentes de una religión clásica que se inculca y se aprende de pequeños, sea el coran, la biblia o catecismo, etc.
 la Ley la aprendemos casi como causa-efecto  de la coherencia y valores inculcados desde las religiones clásicas o la ética impartida en los colegios, así como el lecho de la familia de una forma cotidiana, no nos ocurre como a esa chica que asume y respeta el velo del corán, que sabe perfectamente porque le han enseñado las bases de su catecismo, los limites del bien y el mal los aprendemos básicamente como parte del civismo con castigos cuando somos pequeños y con multas cuando somos grandes y lo aceptamos con la coherencia y la razón. El abandono de ese Dios sin sentido que va en camisón por el universo, que corresponde más a seres mitológicos que a otra cosa, pocos son en este siglo quien lo asumen, y sabemos que si hay un Dios, si  por un casual éste existiera no equivale más que a un concepto muy equivalente a que igual que no somos conscientes de que una célula habita en nuestro cuerpo, la célula tampoco lo es  y desconoce la existencia del cuerpo, ese dios de la Fe se deja más para lo intimo y la esperanza, pero lo que no me cabe duda alguna es que si hay algo que el ser humano respete en este siglo a raja tabla es a la Justicia.

Yo recuerdo perfectamente el día que deje de creer en Dios clerical, y me rechinó que la dogma de Fe no admitiera cuestiones, pero lo que no me esperaba es que pudiera dejar de creer en la Justicia, o al menos empezara a cuestionarmela, como cuando aquella vez me contaron que dos personas nació la humanidad y caí en la cuenta que si esto fuera, la humanidad había sido fruto del incesto de Eva con sus dos hijos, pues no había más seres . la primera vez que me dio una ostia la justicia fue cuando escuché en un noticiario siendo muy cría que dos pobres analfabetos habían cometido una falta que ni recuerdo y escuche por primera vez ;
"El desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento"

¿que coherencia había en ello?, si era así porque no se enseñaba a ésto,  ¿que clase de broma macabra significaba esto?, esa pobre gente no sabía ni leer . El reino de los cielos no cabía el analfabetismo , ni la ignorancia, pero para ser tan justo todo resultaba injusto ya de principio evitar tal ignorancia, pues a mi corto entender de entonces aquello obraba de muy mala de Fe.

Pero aquí no paro el desatino de las faltas, pues si en otras religiones la palabra rendía honor al dogma con representantes ejemplares de pureza en los valores, no pasaron muchos años para ver que quien se le otorgaba los poderes de a pie de calle detener  a quien las incumple se les permitía actuar con total moral impune si lo creía oportuno.

La ley es mi único dios terrenal, y el de muchos, los jueces tienen poco de divinos, pero si espero algo es profesionalidad, así como en los defensores y fiscales, pero sobre todo espero, equidad y confianza en que esas leyes escritas sean por y para todos, y que nada ni nadie esté por encima de ellas, porque todos nacemos iguales, igual de humanos, con las mismas virtudes y faltas, se porque lo se que nadie en este mundo esta libre de errar ni puede escapar a su humanidad. Por eso existe la Ley, para hacer prevalecer el respeto y la libertad de todos y cuando se cumple..ay cuando se cumple!, la paz impera y se abandonan las guerras, porque no hace falta ser discípulo de Cristo, o de Buda, o Mahoma  en esta ocasión basta con aplicar la ley escrita. que va mutando como la mano de un padre que va acoplándose a las necesidades de sus hijos..

¿Pero y si esa Ley no es igual para todos?
¿ y si esa mano deja de ser padre para todos y solo lo es para unos pocos?
Entonces el reino de los cielos, se convierte en el infierno viviente, tan injusto para la razón, y un escupitajo para la dignidad de todos los creemos en la Justicia.

Hoy mi Dios me traiciona, y lo que más me escuece, es que no hay rezos ni credos para devolverme la Fe, porque más que nada se que mi Dios no está hecho de barro, si no de carne y pensamiento, y si algo no haría la ley es otorgar poderes divinos a nadie.
Mi dios se ha quedado hoy cojo, como tantas veces en la historia que en el nombre de Dios, se termina haciendo barbaries e injusticias. Pero yo no soy como esa chica del Coran que asume el velo con agrado, no tengo dogmas de fe.
Y solo me quedo pensando en todos aquellos que han jurado proteger la Ley , como custodios de unas tablas que representan la justicia de todo un pueblo, y no se dobleguen ni por un instante o otras leyes que les pidan y presionen para abandonar la Ley por otra hecha por unos pocos.

Apelo al valor de todo ese Ministerio  de Justicia, como aquel que reza mirando al cielo, no nos traicioneis dejando que la ley no caiga por igual a todos.Ser fuertes, porque por los siglos de los siglos  por medio de  la ley se consiguió Paz.
El dia que el ser humano no crea en la ley tener por seguro que habréis girado la llave de las puertas del infierno, y aunque en esta vida terrenal nos devoren todos los males, tener presente que en conciencia aunque no existiera ni el reino de los cielos , ni ese Dios en camisón divino...
No habrá paz para los malvados...jamás.
Yo no apelo a la divinidad, apelo a vuestro honor, dignidad y profesionalidad para proporcionar al menos la igualdad ante ley ...de vosotros depende tomar la carretera al Infierno o no?
Anarkiaaa



Interacciones en Google+

ULTIMAS ENTRADAS

Google+ Followers

 
Back to top!